Resultados 2013 - 2014

Visibilidad: un escenario que aún plantea muchos retos

El factor Visibilidad evalúa las condiciones que presentan las instituciones de educación superior (IES) para la divulgación de la información pública, así como la publicación de procedimientos de la gestión administrativa, presupuestal y financiera, y la gestión de trámites y servicios al ciudadano.

Este factor, con un promedio de 61,7/100, revela los modestos avances de las IES para hacer pública su gestión. El guarismo deja en evidencia la necesidad de fortalecer el diseño institucional para la divulgación de información pública y aumentar el nivel de publicidad de sus procesos de gestión.

Los riesgos de corrupción para este factor se concentran en los niveles medio y alto (74,2 por ciento de las IES), mientras que ninguna de ellas se ubica en riesgo bajo, y solo 17,7 por ciento logra ubicarse en el rango de riesgo moderado.




El comportamiento de los indicadores que componen el factor, a pesar de tener una tendencia similar, destacan el bajo desempeño de las IES frente a la divulgación de trámites y servicio al ciudadano, que obtiene una calificación de 55,7. Por un lado, el 22,6 por ciento de las entidades no cuenta con ningún tipo de información que guíe a la ciudadanía o sus grupos de interés en la realización de trámites generales con estas instituciones, y tan solo el 14,5 por ciento publica la información completa para realizarlos. Por el otro, el 90,3 por ciento de las IES cuentan con una plataforma en su sitio web en donde los estudiantes pueden llevar a cabo diferentes procedimientos, desde la inscripción y cancelación de materias, hasta solicitar apoyo académico.


Importantes retos a la hora de divulgar información pública

A partir de los hallazgos generales del factor se deja en evidencia un panorama de incertidumbre sobre qué tan preparadas están las IES frente a la puesta en marcha de los nuevos mecanismos de acceso a la información establecidos en la Ley 1712 de 2014 (Ley de transparencia y acceso a la información pública).

Uno de los principales retos frente a este nuevo escenario es el fortalecimiento de un diseño institucional que establezca la ruta interna de divulgación de la información de gestión. A pesar de tener fuertes mecanismos con respecto a su gestión documental y de archivo (91,1/100), y de que el 79 por ciento de las IES cuenta con un documentación interna que recopila lineamientos para la divulgación de la información pública, tan solo el 8,2 por ciento de estos documentos cuentan con la calidad necesaria para ofrecer directrices adecuadas para determinar a quién, cómo, cuándo y qué se publica. En ese mismo sentido, las IES obtienen un promedio de 56,7/100 en la verificación del formato de datos abiertos para la publicación de documentos de planeación, mientras que tan solo el 24,2 por ciento de las entidades cuentan con una planeación interna de datos abiertos.

Otro de los retos es la divulgación proactiva de sus estrategias y medidas anticorrupción, su escogencia del talento humano y sus procedimientos para llevar a cabo la contratación. Así, por ejemplo, en el tema de medidas y estrategias anticorrupción el muy bajo puntaje de 39,2/100 señala que la divulgación de información es casi inexistente. El 77,4 por ciento de las entidades publican su Plan Anticorrupción vigencia 2014, sin embargo sólo el 8,1 por ciento cuenta con una estrategia de transparencia y lucha contra la corrupción en sus sitios web. En el tema de talento humano no hay grandes avances en la divulgación de información (46,8/100), En el tema de talento humano no hay grandes avances en la divulgación de información (46,8/100), pues un 58,1 por ciento de las entidades publica en sus sitios web el Manual de Funciones y Competencias, y tan sólo el 24,2 por ciento comparte información sobre la trayectoria de sus funcionarios principales. Finalmente, en temas de contratación pública el puntaje de 51/100 revela una situación preocupante, que se refleja en que a través del Sistema Electrónico de Contratación Pública (SECOP) tan solo se publica 31,3 por ciento de la contratación pública realizada por las IES.

Con el apoyo de: