¿Cómo se hace el ITEP?

El ITEP se realiza a partir de la revisión, la crítica y el análisis de información oficial. A esta información se accede como se muestra en la siguiente tabla. 

 TÉCNICAS DE ACOPIO Y FUENTES DE INFORMACIÓN
Información primaria  1. Información del proceso de gestión de las entidades, entregada a través del diligenciamiento de un formulario en línea.
 2. Información del proceso de gestión de las entidades verificada directamente por el equipo de investigación a través del sitio web de las entidades.
 3. Simulacros de petición de información a través de las líneas de atención al ciudadano y de derechos de petición.
 Información secundaria  Información solicitada por Transparencia por Colombia a las entidades de control y de regulación a nivel nacional o territorial según sea el caso.

 

Qué evalúa el ITEP


El ITEP evalúa tres características vitales en la administración pública para controlar los riesgos de corrupción:

Visibilidad: Es la capacidad de una entidad para hacer públicas sus políticas, procedimientos y decisiones, de manera suficiente, oportuna, clara y adecuada.

Institucionalidad: Es la capacidad de una entidad para lograr que los servidores públicos y la administración en su conjunto cumplan con normas y estándares establecidos para los procesos de gestión.

Control y sanción: Es la capacidad para generar acciones de control y sanción mediante procesos internos, por acción de los órganos de control y espacios de participación ciudadana.

Cada uno de estos factores lo componen indicadores, subindicadores y variables que centran su indagación en procesos claves para la gestión institucional.

Conozca aquí la composición y el peso específico de cada uno de los factores, sus indicadores y subindicadores. (linkea con el cuadro de indicadores)

Cómo se obtiene la calificación

Los factores y los indicadores de evaluación tienen pesos diferenciados en el cálculo de la calificación final del Índice. El peso de cada factor e indicador se otorga por libre consideración metodológica y conceptual de acuerdo con los siguientes criterios:

  • La relevancia del tema en términos de transparencia y prevención de riesgos de corrupción en los procesos de la gestión pública.
  • La actualización normativa respecto a instrumentos y herramientas de administración pública, tanto en existencia como en su contenido en pro de la transparencia.
  • La mayor o menor dificultad para la puesta en marcha de medidas o acciones de mejoramiento. En este aspecto se tienen en cuenta que aquellos temas que requieran mayores esfuerzos pesan más en el momento de la medición.

De acuerdo con lo anterior, los factores de Visibilidad y Control y Sanción tienen un peso de 30 por ciento cada uno sobre la calificación final del Índice, mientras que el factor de Institucionalidad cuenta con un peso de 40 por ciento. Por su parte, los indicadores de cada factor también cuentan con una ponderación diferenciada.

Para el desarrollo del cálculo del Índice, cada unidad de medición cuenta con una calificación específica que va de cero (0) a cien (100) siendo cien (100) la mayor calificación posible.

Niveles de riesgo de corrupción


Después de obtener cada una de las calificaciones estas se clasifican en los distintos niveles de riesgo:

 Riesgo Bajo  89.5-100
 Riesgo Moderado  74.5-89.4
 Riesgo Medio  60-74.4
 Riesgo Alto   44.5-59.9
 Riesgo Muy Alto  0-44.4


1 Para obtener información detallada sobre el proceso de cálculo del Índice, remitirse al documento Metodológico Índice de Transparencia Municipal y Departamental 2013 – 2104 en www.transparenciacolombia.org.co

Factores e indicadores de medición

A continuación se presentan las tablas en las cuales se detalla el peso específico de cada factor, indicador y subindicador en la calificación final del Índice:

 

Gobernaciones

 

Contralorías

 

Municipal

 

Nacional

 

Documentos metodológicos


Ajuste metodológico 2013-2014

Ajuste metodológico 2013-2014

Como ya es costumbre, la primera tarea del proceso de evaluación del Índice de Transparencia de las Entidades Públicas –ITEP- se concentra en la revisión y ajuste de su metodología. El propósito es adecuar la herramienta a las exigencias que imponen la corrupción como un fenómeno estructural y sistémico, al tiempo que reconoce ajustes y reformas que se han llevado a cabo dentro del Estado colombiano. Así, los resultados de la evaluación serán más precisos y podrán utilizarse como insumos de mapas y planes anticorrupción, trazando rutas para mejorar el desarrollo institucional y la capacidad de gestión, teniendo como norte la lucha contra la corrupción y la integridad.


La metodología que orientó esta medición se ajustó casi en su totalidad, razón por la cual estos resultados no pueden compararse con aquellos de anteriores mediciones.

El ajuste en esta oportunidad tiene tres referentes:

Evaluar más la práctica que la formalidad

La norma puede determinar la gestión. Sin embargo la voluntad de los actores, sean estos estatales, privados o ciudadanos, es la que termina por orientarla. Por lo tanto, el ITEP mantiene su tendencia de profundizar en la evaluación de las prácticas de la gestión. De todas maneras se mantienen algunos indicadores que evalúan el cumplimiento de los aspectos formales. Este referente para ajustar la medición implicó la redefinición de algunos indicadores, subindicadores y variables, y también exigió profundizar en las técnicas de investigación documental y análisis de datos agregados. El ITEP busca ser más exhaustivo en la revisión, la valoración y la calificación.

Inclusión de la anticorrupción y el acceso a la información como ámbitos centrales de la gestión pública
Si bien el Estado colombiano ha incorporado en su diseño institucional acciones preventivas contra la corrupción desde 1995 , es en 2011cuando estas se refuerzan a través de: i. inclusión del fenómeno de la corrupción en el Plan Nacional de Desarrollo 2011 – 2014; ii. Sanción del Estatuto Anticorrupción (Ley 1474 de 2011), iii. Adopción del Decreto 2641 de 2012. Así mismo, a pesar de que al momento de la evaluación aún no estaba sancionada la Ley 1712 de 2013 (sobre transparencia y acceso a la información), entidades del Estado y organizaciones de la sociedad civil ya preparaban el terreno para su aprobación y puesta en marcha. Dado el espíritu de esta medición fue necesario incorporar esta normatividad haciendo énfasis en evaluar las condiciones institucionales mínimas que se requieren para dar cuenta de estos ámbitos de gestión. 

Rutinario ajuste en razón de los cambios a la normatividad que rige los asuntos que el ITEP evalúa en la gestión pública
Como sucede en todos los años de medición, el equipo de investigación de Transparencia por Colombia revisa cada una de las piezas normativas y las políticas públicas de las entidades líderes con el fin de identificar posibles cambios en ellas.

Con el apoyo de: